Contáctanos
Logo Whatsapp Whatsapp
Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.



Cómo lograr una crianza positiva

La crianza positiva se basa en usar el cariño como base de la educación de las y los niños, alejándose de las prácticas violentas hacia ellas y ellos, reconociendo la validez y respeto a sus derechos. En este blog, te mostramos algunas formas para ponerla en práctica.

Cuando éramos pequeños, algunos nos reprendieron con un golpe o un grito por no hacer la tarea o no ordenar los juguetes. Hoy, la crianza positiva entiende que el castigo físico aísla y no enseña: solo logra que las y los niños teman a los adultos y las reacciones violentas que ellos pueden llegar a tener. Por esto, busca alejarse de esas prácticas, lo que implica un compromiso en un nuevo estilo de vida, basado en el respeto y la amabilidad. 

Pero, ¿cómo es la crianza positiva en la práctica? Podríamos decir que este enfoque está a medio camino entre la extrema rigidez y la permisividad, logrando una orientación firme pero amable, donde las y los niños pueden participar de algunas decisiones y donde, además, se toman en cuenta sus emociones. 

Una herramienta contra la violencia infantil en México

México es uno de los países con más altos índices de violencia, explotación y abuso infantil. Con esta cruda realidad en mente, en World Vision México, acuñamos el término “Crianza Positiva”, que busca fomentar un estilo cariñoso de educación, alejándola de las prácticas violentas de aprendizaje. 

La Crianza Positiva consta de restaurar la relación de los adultos con su propia infancia, interrumpiendo la transmisión generacional de la violencia; formar un nuevo estilo de crianza basada en el respeto, el amor y la ternura como herramientas de cambio y, por último, transformar la vida de las y los niños de hoy.

Claves para aplicar la crianza positiva

Porque a veces es más fácil decir que hacer, acá compartimos algunas ideas para aplicar este método de enseñanza, paso a paso. Recuerda que los cambios llevan tiempo, ¡no te desanimes!

1. Ejemplo ante todo: ya conocemos el poder del ejemplo que dan los padres y cuidadores a las y los niños: las acciones valen más que mil palabras. Una familia donde se cultivan relaciones cariñosas y respetuosas, van a formar niños que actúen de la misma manera. 

2. Adultos regulados, niñas y niños regulados: aunque nos cueste mantener la calma ante un berrinche de las hijas o hijos, es importante que ellos vean y aprendan cómo sus padres regulan sus emociones, no explotan y son capaces de reaccionar con cariño y comprensión.

3. Regresar al origen: entender el por qué de los comportamientos de las y los niños, pueden mostrar posibles soluciones a los conflictos que se presentan: ¿tendrá hambre? ¿está aburrido o quiere llamar la atención?

4. ¿Qué siento?: muchas veces, en las y los niños más pequeños, no entienden bien qué es lo que están sintiendo en una determinada situación. Ya sea ansiedad, pena o rabia, no siempre saben bien cómo abordarla. Como adultos, las madres, padres y cuidadores deben acercarse, empatizar y ayudarlos a encontrar qué emoción es la que están sintiendo. Solo así, podrán entregarles las herramientas para poder gestionarlas de la mejor manera posible.

5. Validar las emociones: en lugar de desestimar su pena o frustración con frases como “Pero si eso no da miedo”, o “No estés triste, eso no es nada”, es necesario empatizar y entender las emociones que embargan a las y los niños. Si es en medio de un berrinche, esperar, contener y empatizar.

6. Ser firme: si bien es importante reconocer las emociones, también lo es mantenerse firme en las decisiones y no negociar. Mantener los límites previamente establecidos también es parte de la crianza. Por ejemplo, “Mi amor, sé que estás frustrado porque quieres ese chocolate, pero tú sabes que no comemos golosinas antes de la cena. Mejor, ¿vamos a jugar?”.

7. Destacar lo bueno: en lugar de enfocarse en los comportamientos negativos, darle mayor importancia a aquellas actitudes o acciones positivas. 

Te invitamos a leer más en nuestro Blog Todo sobre la crianza positiva: formando valores en casa.

 

Poner a las niñas y niños primero

En World Vision México estamos comprometidos a impulsar el cambio en nuestra sociedad a través de distintas iniciativas que fomenten el cuidado a los derechos de niñas, niños y adolescentes. Una de ellas es “Candidaturas x la Niñez”, donde hacemos un llamado a adherir a las agendas políticas los ocho compromisos para eliminar la violencia contra la niñez.

Nueva llamada a la acción