Contáctanos
Logo Whatsapp Whatsapp
Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.



Oraciones por las personas afectadas por el nuevo coronavirus

La nueva enfermedad por coronavirus se extendió rápidamente por todo el mundo, declarada oficialmente pandemia por la Organización Mundial de la Salud el 11 de marzo. Más de 16,7 millones de personas han sido infectadas, y el número de muertos supera las 661,000 personas. Los números continúan aumentando diariamente, y la enfermedad ha impactado a unos 188 países, lo que llevó a World Vision a lanzar nuestra respuesta global COVID-19.

Como cristianos, nos volvemos a Dios en tiempos de temor e incertidumbre como lo hacemos en tiempos de alegría y celebración. Te invitamos a unirte a nosotros mientras oramos para que el corazón de amor, misericordia y verdad de Dios habite en todos nosotros y nos muestre cómo enfrentar los desafíos que plantea el nuevo coronavirus.

 

Oremos para que el nuevo coronavirus deje de propagarse.

Dios todopoderoso, sabemos que todo está bajo tu control soberano. Te pedimos que evites que este nuevo coronavirus continúe propagándose. Brinda a los funcionarios del gobierno la capacidad de manejar con seguridad a las personas que llegan de otros países. Ayuda a las personas a decidir quedarse en casa en lugar de viajar o salir innecesariamente. Espíritu Santo, recuerda a las personas que se laven las manos adecuadamente. Y si bien puede ser desgarrador, consuela a las familias mientras deciden mantenerse alejadas de los ancianos u otros familiares de alto riesgo.

“Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia. Por eso, no temeremos aunque se desmorone la tierra y las montañas se hundan en el fondo del mar…”

—Salmo 46: 1-2 (NVI)

 

Oremos por las personas que están infectadas con COVID-19 o que enfrentan cuarentena.

Jesús, durante tu ministerio en la Tierra, mostraste tu poder y cuidado al sanar a personas de todas las edades y estaciones de la vida de dolencias físicas, mentales y espirituales. Está presente ahora con las personas que necesitan tu toque de amor debido al COVID-19. Que puedan sentir tu poder de curación a través del cuidado de médicos y enfermeras.

Elimina el miedo, la ansiedad y los sentimientos de aislamiento de las personas que reciben tratamiento o están en cuarentena. Dales un sentido de propósito en la búsqueda de la salud y la protección de los demás de la exposición a la enfermedad. Protege a sus familias y amigos, y bríndale paz a todos los que los aman.

 

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.

—Filipenses 4: 6 (NVI)


Oremos por protección para las personas con mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Querido Señor, elevamos a ti nuestra preocupación por las personas que tienen más probabilidades que otras de enfermarse gravemente por COVID-19: los ancianos y las personas con afecciones crónicas de salud. Protéjelos del daño y consuélalos en este momento de incertidumbre y, para muchos, aislamiento preventivo de sus seres queridos.

 

Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes.

—1 Pedro 5: 7 (NVI)

 

Oremos por profesionales médicos, cuidadores e investigadores.

Dios, a medida que más personas se enferman, los trabajadores de la salud y los socorristas trabajan más horas con menos suministros y con más riesgo de contraer el nuevo coronavirus. Renueva su energía y sostenla en turnos largos. Trae tu protección sobre ellos mientras trabajan con los pacientes. Multiplica sus suministros para que tengan los elementos de protección necesarios para mantenerse a salvo en el trabajo.

Inspira y fortalece a los médicos de investigación que desarrollan mejores pruebas para diagnosticar el virus, crear vacunas para prevenirlo e identificar protocolos para eliminar la propagación de la enfermedad.

 

Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta.”

—Salmo 23: 4 (NVI)

 

Oremos por los líderes responsables de tomar decisiones sobre el nuevo coronavirus.

Padre, buscamos tu sabiduría a diario. Estar con las personas que toman decisiones que afectan la vida y el futuro de nuestras familias, comunidades, países y el mundo en general. Oramos para que se comuniquen de manera clara, veraz y tranquila, entre ellos y con el público, y que sus mensajes sean recibidos y atendidos. Que la verdad y la empatía sean los pilares de las personas que establecen políticas para nuestra protección.

 

“Él nos libró y nos librará de tal peligro de muerte. En él tenemos puesta nuestra esperanza, y él seguirá librándonos. Mientras tanto, ustedes nos ayudan orando por nosotros…”

—2 Corintios 1: 10-11 (NVI)

 

Oremos por las familias que se adaptan a las nuevas formas de vida.

Espíritu Santo, a medida que las familias se adaptan a que todos estén en casa, a medida que cierran las empresas y las escuelas, te pedimos que guíes a las personas en sus nuevas realidades. Dale gracia a los cónyuges. Indica a los padres desgastados que hablen palabras de bondad y aliento a sus hijos. Ayuda a los niños a encontrar formas creativas de experimentar la belleza de todo lo que han creado y continuar aprendiendo.

 

“Ten compasión de mí, oh Dios; ten compasión de mí, que en ti confío. A la sombra de tus alas me refugiaré, hasta que haya pasado el peligro.”

—Salmo 57: 1 (NVI)

 

Oremos por los dueños de negocios y las familias que enfrentan estrés financiero.

Jesús, te agradecemos por tu fidelidad en la forma en que has guiado y equipado a las personas en sus trabajos y has provisto en el pasado. Puede ser aterrador y abrumador no saber cómo se pagarán las facturas y las obligaciones o no poder mantener a las familias. A medida que las personas sientan tensión financiera durante la incertidumbre, llévales consuelo y paz, recordándoles que estás allí para ellos. Provee para ellos en sus momentos de necesidad.

 

“La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.”

—Juan 14:27 (NVI)

 

Oremos por los trabajadores de las tiendas de comestibles y los conductores de entrega.

Señor, estamos muy agradecidos por todas las personas que continúan trabajando cada día para que las personas puedan comer. Te pedimos que los bendigas y los protejas mientras sirven. Dales gracia para manejar a los clientes descontentos durante la escasez de suministros. Mantén sus cuerpos saludables mientras descargan y almacenan cajas de suministros. Mantén sus automóviles y camiones funcionando sin problemas mientras entregan los suministros necesarios y la comida que la gente ha pedido en línea. Y por favor protégelos a todos de contraer el nuevo coronavirus.

 

“El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasión jamás se agota. Cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande es su fidelidad!

—Lamentaciones 3: 22-23 (NVI)

 

¿Cómo puedo ayudar a las personas más vulnerables por el nuevo coronavirus?

Tu donativo nos permitirá continuar apoyando a quién más lo necesita 

Apoyas a las familias. Brindamos apoyo económico durante 5 meses, insumos de alimentación, protección e higiene a las familias que no pueden realizar sus actividades productivas debido al #COVID19.

Médicos de primera línea. Brindamos equipamiento a clínicas y centros de salud comunitarios, incluyendo la habilitación de espacios de aislamiento.

¡Súmate! Puedes aportar desde $300MXN

 

Texto original: Kristy J. O’Hara-Glaspie, World Vision, Estados Unidos.

<<Link: https://www.worldvision.org/disaster-relief-news-stories/prayers-people-affected-new-coronavirus>>