Contáctanos
Logo Whatsapp Whatsapp
Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.



3 trucos para que tus hijos se concentren estudiando en casa

¿Notas a menudo que tus hijos están en las nubes? ¿Les cuesta concentrarse? Aquí tienes algunos consejos para ayudarles a mantener la concentración y fomentar su autonomía para optimizar su tiempo de estudio en casa.

 

¿Por qué mi hijo no se concentra estudiando en casa?

 

Las causas pueden ser muchas. Empecemos por la más evidente.

La pandemia y el confinamiento han provocado circunstancias que antes no imaginábamos. La rutina ha cambiado drásticamente y con ello también la forma en que las niñas y niños estudian, en especial aquellos que ahora solo reciben educación online desde casa o en modalidad mixta. 

Sabemos que tener a las y los niños estudiando en casa no es una labor fácil. Estudiar en cuarentena implica que  tienen que realizar la mayor parte del trabajo por sí mismos: esto se traduce en que preferirán preguntarte a ti en vez de al profe y que probablemente se distraigan mucho más de lo usual al estar en un entorno que no es exclusivamente académico, donde hay agentes distractores como juguetes, videojuegos, posiblemente mascotas, entre otros.

patrocina una historia

Por si fuera poco, sabemos que para algunas niñas y niños el hecho de no poder ver a sus amigos o compañeros de salón también puede traer consecuencias en su desarrollo emocional y puede afectar en menor medida su concentración.

Por ello, te daremos algunos consejos que facilitarán tu vida y ayudarán a mejorar la concentración de tus hijos, fomentando la autonomía en sus tareas diarias para que, poco a poco, se vayan independizando y puedas concentrarte en otras actividades sin que dependan por completo de ti.

 

 

3 trucos para que tus hijos se concentren estudiando en casa

 

  • Establece un espacio apto para el estudio

 

Incluso si no hay una habitación exclusiva para que tu hijo/a estudie, realizar pequeños cambios en su espacio puede marcar la diferencia. 

No es lo mismo sentarse sobre la cama que en una silla con un pequeño escritorio. Habilita un espacio para que puedan estudiar sin tentaciones; es decir, lejos del televisor, de dispositivos móviles y juguetes.

Considera también adaptar la posición de la silla y la mesita o el escritorio a su altura, esto evitará que se sientan incómodos y se distraigan . Haz lo que sea necesario para alejarlos de los estímulos externos y que a la vez se sientan cómodos. Ocupa un lugar bien iluminado y con los objetos necesarios a su alcance.

 

 

  • Trata de no dejar nada al azar: organiza y planifica

Las niñas y niños se pueden sentir ansiosos si tienen muchas tareas escolares porque tal vez no sepan por dónde empezar. 

Para ayudarles a concentrarse en terminarlas y no tratar de hacer dos o más tareas a la vez, hagan una lista juntos de todo lo que necesita hacer en el día (o la semana). 

Recomendamos organizar esta lista el fin de semana para aligerar la carga y comenzar frescos desde el día lunes. 

Enséñale a que cada vez que complete una tarea, puede tacharla de la lista y continuar con la siguiente por su cuenta. Esto ayuda a fomentar la autonomía en las actividades diarias de las niñas y niños desde temprana edad. 

Pro tip: no confundas tareas académicas con tareas del hogar.

 

 

  • Asegúrate de que tomen pequeños descansos

 

Sabemos que la capacidad de concentración de los niños no es igual a la de los adultos. Por ello, es necesario ayudarles a establecer descansos breves entre sus sesiones de estudio en casa. Esto les ayudará a relajar la mente por un período breve y permitir mayor capacidad de concentración en su tarea cuando el descanso termine. 

Recomendamos guiarte por la técnica Pomodoro, que a grandes rasgos, consiste en establecer tiempos de estudio de 25 minutos con descansos de 5 (25 minutos equivalen a un pomodoro). Mira el video a continuación para que sepas cómo aplicarlo y ayudar a que niñas, niños y adolescentes se concentren estudiando en casa:

 

 

La precariedad en la educación de miles de niños y adolescentes en México

Las clases online son una excelente oportunidad para algunos, pero también un factor que ensancha la brecha digital entre los sectores más pobres de la población

Lamentablemente, no todas las niñas y niños cuentan con una madre, padre o hermanos que les ayuden en sus actividades diarias. De hecho, en nuestro país una gran cantidad de ellos ni siquiera cuenta con los recursos tecnológicos necesarios para poder recibir clases virtuales ni estudiar desde casa. 

Debido a esto nos hemos propuesto ser agentes de cambio para transformar las vidas de las niñas y niños fomentando la educación mediante programas, talleres y actividades en tiempos de pandemia. Ahora tú también puedes ser parte de una historia y brindar una infancia feliz 

 

patrocina una historia